jueves, 3 de febrero de 2011

El primer paso : Just Do it?

Siempre es díficil dar el primer paso, el comienzo, ponerse en actividad.Pensar
es mucho más fácil que poner el cuerpo a trabajar. En lo que concierne a dietas,
comenzar una regimen adelganzante es súper dificil (claro que también
mantenerla... pero eso es saco de otra costal y será un comentario de otro post
tal vez). Yo estoy en lo que llamaría la etapa contemplativa: soy esa clase de
personas que se pasa leyendo blogs de tal o cual dieta, o de personas que
escriben sobre su propia experiencia adelgazante... Siempre me van a encontrar
pispeando alguna foto de una antes y después (yo las adoro con toda mi alma) y
pensando como diagramar la dieta.El otro día mi profe de inglés me dijo que ella
se había dicho a ella misma "no pienses". Creo que el pensar (por supuesto en
demasía, ¿se entiende, no?) anula la acción, paraliza las energías para llevarlo
a la acción tus plantes. Obvio que no se puede comenzar un estilo de vida más
saludable a tontas y locas, pero es malsano estar constante pensando (como lo
hago yo): "si como esto, seguro que tiene menos calorías, y es más sano y tal vez
si voy a tal gimnasio voy a tener más ganas de hacer esto o aquello". La cuestión
como se podrá imaginar el querido lector de este humilde pasaje es que nunca
empiezo una mierda y todo termina en un maldito círculo vicioso: pienso que
quiero adelgazar-me digo que mañana voy a empezar la dieta- no empiezo la dieta
nunca como con un cerdo -me deprimo-pienso que quiero adelgazar. Sí, sí, soy como
esos perros estúpidos que se muerden la cola una y otra vez sin darse cuenta que
nunca se van a poder sacar su cola...
Por ahí en vez de tanto contemplar lo que puede hacer o cuál es la mejor dieta,
empezar de a poquito sea lo mejor (pienso, otra vez maldita sea).
Me acuerdo una vez (y otra vez voy con mis clases de inglés) que lo más tedioso
era escribir ensayos (los famosos "essays") que en realidad, no es que sea feo
escribir sino es feo escribir cuando te dan un topic... pero volviendo al tema
recuerdo, que siempre nos daban dos o tres tema a elegir y había que elegir uno
para cumplir con la tarea. Me acuerdo que un compañero de la clase comentó que el
elegía el más complicado, el que menos le gustaba, justamente para poder
enfrentarse con la dificultad de lo pedido. Creo que también procastinar tiene
que ver con no querer enfrentar nuestros propios miedos. En el caso de las
dietas, reconozco y soy conciente que muchas cosas de bajar de peso y hacer dieta me obsesionan: no llegar a mi objetivo, no encontrarme con el cuerpo que quiero,ser sexy o gustarle a los hombres (parece loco pero le pasa a muchas mujeres),no gustarme de cara (suelo tener la cara demasiado angulosa para mi gusto cuando estoy flaca), si estoy con un ataque de ansiedad ¿¿¿qué mierdo uso como ansiolítico? Estas son preguntas que juegan en mi cabeza a nivel conciente e inconsciente pero que están rondando la cabeza...
Tal vez tenga que hacer como el la propuesta de las zapatillas : Sólo hazlo, hacerlo sin pensar, pasar a la acción sin mediar tanto pensamiento... también me olvido que se siente tan bien cuando uno se sacó una tarea y un peso (literal o no) de encima.

2 comentarios:

LindaBig dijo...

animo! Todas nos hemos sentido asi, pero muuuuchas lo han logrado. Por que deberiamos ser nosotras la exepcion?? Dale, no te rindas. Al final es menos complicado de lo que uno tanto imaginaba

Veronica Cony dijo...

Holaa yo me siento muy identificada con vos. me podrias pasar tu nuevo blog? para seguirte ? Muchas gracias